¿Qué es la inflación y cómo influye en tu vida financiera?

De qué se trata este fenómeno de la economía, cuáles son los tipos de inflación, cómo se calcula y cómo repercute en la cotidianidad de las personas.

En economía, la inflación es el “la subida continuada de los precios de la mayor parte de los productos y servicios y una pérdida del valor del dinero para poder adquirirlos o hacer uso de ellos”, provocada por “el desequilibrio entre la producción y la demanda”. En la Argentina, conocemos bien esa realidad, con un aumento sostenido en el costo de vida, que repercute en forma directa en la salud financiera de los que habitan este país.

¿Por qué se le llama “inflación”? Simple: porque hace referencia a un aumento, igual que ocurre cuando algún elemento se infla y crece. Tal como señalamos, este proceso –especialmente cuando se sostiene durante largos períodos- provoca una pérdida de poder adquisitivo. La lógica es simple: con la misma cantidad de dinero podremos comprar menor cantidad de productos y pagar menor cantidad de servicios. Esta situación se agrava cuando los ingresos de los ciudadanos no crecen en sintonía con el ritmo inflacionario.

Estar al tanto de qué es la inflación es relevante, tanto como tener conocimiento respecto a la deflación, un fenómeno al que también escapan las autoridades económicas de los países. Ocurre que si se presenta una baja sostenida en los precios, se ralentiza el consumo y se frena el crecimiento, situaciones que suponen grandes riesgos para la economía. En los países con mayor estabilidad se calcula que la inflación ronda el 2% anual.

¿Cuáles son las consecuencias de la inflación?

Cuando los salarios e ingresos no aumentan al mismo ritmo que la inflación, ocurren consecuencias negativas, como la pérdida del poder adquisitivo (lo hemos dicho, aquello de que con la misma cantidad de dinero se accede a menor cantidad de productos y/o servicios); y la disminución del ahorro. En cambio, cuando la ciudadanía cuenta con ingresos alineados a los aumentos (eso se evidencia especialmente cuando la inflación anual es baja), las consecuencias pueden ser positivas. Por ejemplo, el alza de precio ayuda a reducir deudas de empresas y particulares; y además provoca que las personas deseen consumir en el presente para evitar pagar de más en el futuro.

Cómo se calcula y cuáles son las causas

Para calcular la inflación existe un indicador principal: el índice de precios, que incluye el examen de bienes y servicios en un país.

Para saber cómo se genera, hay que enfocarse en cuatro variables, fundamentalmente.

  • Aumento de la demanda.
  • Aumento de los costos de la materia prima.
  • Aumentos en la oferta monetaria.
  • Por expectativas propias.

¿Cuáles son los tipos de inflación?

En función del aumento de la inflación es posible establecer estos niveles:

-Deflación: cuando los precios bajan.

- Inflación moderada: cuando la subida de precios no supera el 10% anual.

- Inflación galopante: cuando se dan aumentos de dos o tres dígitos.

- Hiperinflación: aumentos de precios que superan el 1000% anual, provocando profundas crisis económicas.- Inflación subyacente: se trata de una subida de precios que deja fuera del examen a los productos energéticos.



Solicitar Ahora

Este es un sitio seguro
Sarmiento 848 Piso 6, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Información financiera: Préstamos personales online desde $1.000 a $15.000. Plazo mínimo: 60 días. Plazo máximo: 120 días. Tasa Nominal Anual (TNA): 440%.Tasa Efectiva Anual (TEA): 1.239%. Ejemplo: Para un préstamo de $10.000 en 3 cuotas. Valor total de la cuota $6.667. Total a devolver en 3 meses: $20.001. El monto de la cuota incluye: capital, intereses e impuestos