Suben las tasas de interés: ¿conviene hacer un plazo fijo?

¿Te preguntás cuánto paga un plazo fijo? En esta nota encontrás respuesta a ese y otros interrogantes sobre esta vía para invertir tu dinero.

El plazo fijo es uno de los instrumentos más elegidos por los inversores con menos experiencia, ya que se trata de una herramienta que ofrece retornos periódicos sin necesidad de tener conocimientos en la materia o realizar un seguimiento exhaustivo de la inversión. Ahora bien, ¿conviene hacer un plazo fijo en un país como la Argentina, signado por el creciente ritmo inflacionario?

Quienes están interesados en el interés mensual del plazo fijo recientemente tuvieron novedades. Tras la divulgación de los datos del INDEC sobre el nivel de inflación, el Banco Central de la República Argentina elevó 200 puntos básicos la tasa de interés de los plazos fijos, con un nuevo piso del 48% anual, que representa una Tasa Efectiva Anual por encima del 60%.

Esa movida también se vincula a los pedidos del Fondo Monetario Internacional, que en el marco de su acuerdo con la Argentina exigió que las tasas de interés sean positivas y que, en tanto, no pierdan contra la inflación.

A la hora de evaluar cuánto paga el plazo fijo, economistas señalan que aún ante el aumento en la tasa de interés, el crecimiento está lejos de la suba de precios en la economía real.

Según comentó el economista de GMA Capital Nery Presichini en declaraciones a La Nación, las consecutivas subas en la tasa de interés, que a priori generan más atención sobre los plazos fijos, es “todavía insuficiente para compensar la pérdida de poder de compra”.

Al examinar la conveniencia o no de hacer un plazo fijo, insiders notan que las proyecciones varían de acuerdo a las estimaciones oficiales de la tasa inflacionaria respecto a lo que prevé el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA, que habló de una inflación en torno al 55% cerrando el 2022. En ese caso, los inversores en plazo fijo perderían.

En conclusión, si bien el aumento de la tasa de interés supone una mejora respecto a cuánto paga el plazo fijo, la suba no es positiva respecto a la inflación. Dicho de otro modo, la inflación aumenta más que las tasas.

En ese marco, gana relevancia el plazo fijo UVA en pesos, que se ajusta de acuerdo a la inflación más el 1%. Eso sí: en ese caso hay que tener en cuenta que el plazo mínimo es de 90 días, frente a los 30 días de un plazo fijo tradicional. De esta forma, se resigna liquidez en pos de la rentabilidad.

 
 
Solicitar Ahora