¿Qué son las estafas piramidales?

Negocios que prometen gran rentabilidad aunque exigen a los ingresantes que “empujen el carro”. ¿Cómo identificar fraudes piramidales y evitar ser víctima?

Las estafas piramidales son cada vez más frecuentes. Reportes periodísticos, denuncias ante la justicia e incluso relatos de conocidos, cuando no experiencias personales, dan cuenta de ello. En términos resumidos, se trata de negocios fraudulentos que involucran a los ingresantes para que inviertan dinero prometiéndoles una pronta y cuantiosa rentabilidad. ¿En qué reside la trampa? ¿Cómo identificar los fraudes piramidales para evitar malos tragos?

Cabe señalar que el sistema de estafa piramidal existe desde hace cientos de años, aunque los perjuicios de esta forma de fraude han aumentado en el último siglo, actualizándose con cada cambio de era. ¿Qué tanto? Por mencionar un caso elocuente, en la actualidad existen numerosos fraudes piramidales que usan a las vanguardistas criptomonedas como anzuelo para atraer a las víctimas.

Ahora bien, ¿qué es exactamente una estafa piramidal? Se trata de un esquema de negocios en el que las propias personas que participan deben hacerla crecer. La propuesta es crear una red cada vez más amplia, en la que es preciso captar a nuevos integrantes con el propósito de que los nuevos produzcan beneficios para los que ya están dentro.

En muchas ocasiones la red se “camufla” en la venta de algún servicio o producto. No obstante, aquello que parece ser el centro del negocio en verdad no lo es: el esquema piramidal se sostiene gracias a la captación de nuevos participantes, que usualmente deben pagar un canon de ingreso, es decir, un pago inicial. Tal como señalamos, algunas personas aceptan hacerlo ya que les prometen grandes retornos de la inversión.

¿Por qué se habla de una pirámide? En función de lo mencionado, se trata de un sistema que comienza con unas pocas personas (los organizadores y los primeros inversores) y que crece al captar a nuevos integrantes.

Por último, ¿en qué reside el carácter fraudulento de las estafas piramidales? Habitualmente se trata de esquemas que suelen declararse en quiebra apenas dejan de conseguir más inversores. Los beneficios prometidos no se pagan y todo colapsa, con muchas personas afectadas que entregaron dinero y no reciben retornos.

Cómo eludir las estafas piramidales

Amén de la mencionada divulgación de los sistemas de estafa piramidal y de la actualización de sus técnicas, cabe notar que ahora los estafadores que apelan a esa modalidad deben mejorar su poder de persuasión en función de dos factores fundamentales. Por un lado, la persecución de las autoridades. Por el otro, inversores (y público general) cada vez más informado y atento.

Sin embargo, también cabe notar que las estafas piramidales siguen existiendo y engañando. En ese orden, anotamos algunos consejos a tener en cuenta para identificarlas y evitar caer en esas redes.

·         Como recomendación general, hay que desconfiar de las promesas demasiado buenas. El sentido común es fundamental para eludir este tipo de fraudes. ¿Te ofrecen una rentabilidad alta en plazos breves? Aquella es ya una pista que debería encender una alarma.

·         Si el sistema exige reclutar nuevos miembros (si esa es una condición) existen altas probabilidades de que se trate de una estafa piramidal. Eso sí: si eso ocurre, en ocasiones podría tratarse de otras modalidades. Es decir, la captación de integrante no siempre es un sinónimo de fraude piramidal. Aunque ese pedido debe ser suficiente para estar atentos.

·         Es importante plantear la siguiente pregunta: ¿de dónde proviene la rentabilidad que se promete? Si el origen del dinero es dudoso, todo conduce a pensar que se trata de una estafa.

·         Tal como ocurre con cualquier inversión, la disponibilidad de información completa es clave para eludir malos momentos.



Solicitar Ahora