Es una rareza en el mundillo financiero, que te explicamos en detalle en esta nota.

Entre los diferentes tipos de interés existe una variante que, si bien en ocasiones hemos oído nombrar en las noticias, para muchos resulta de difícil comprensión. En concreto, nos referimos al interés negativo. ¿Una rareza en el mundo financiero? ¿Cómo se explica esta anomalía económica, esta práctica que, cabe decir, es no convencional?

Detrás del concepto hay una explicación de suyo vinculada a los tipos de intereses bancarios y también relacionada a la necesidad de que el dinero circule. En la práctica, cuando el interés es negativo, aquellos que piden dinero prestado no tendrán que devolver más de lo que pidieron. En cambio, recibirá un margen de compensación.

Veamos un ejemplo: si una entidad bancaria privada pide 100.000 pesos al Banco Central y rige el interés negativo, por caso de 0,20%, ésta última institución deberá pagar por aquello que presta. Tal como señalamos anteriormente, esto ocurre porque las autoridades nacionales precisan que la economía se reactive y vuelvan a fluir los créditos a particulares, así como aceitar los engranajes de la economía en general.

Dicho esto, se comprende que estos tipos de interés se dan entre entidades. Ahora bien, cabe señalar que cuando corre el interés negativo hay consecuencias negativas para la economía, ya que provoca que el dinero pierda valor y dificulta el crédito a los bancos. Además, los inversionistas que han apostado en un Banco Central (que, en ese caso, ofrece dicho interés) pierden dinero en consecuencia.

Por lo demás, esta variante entre los tipos de intereses bancarios afecta a las hipotecas, abaratándolas, y en ese sentido perjudicando a los bancos privados. Esto no es “gratuito” para la ciudadanía, ya que para evitar que esto ocurra las entidades aumentan las comisiones para seguir obteniendo beneficios.

Esta nota es parte del blog de Adelantos.com, una empresa líder en créditos por Internet que ofrece un combo atractivo para los interesados en préstamos rápidos: experiencia en el mundo financiero tradicional con la adición de las ventajas propias del comercio electrónico. Te invitamos a conocer nuestra propuesta, con créditos de hasta 20.000 pesos en pocos minutos y con mínimos requisitos.



Solicitar Ahora

Préstamos online en el acto. Sin papeles, acreditación en 2 minutos, las 24hs, los 365 días del año y sin moverte de tu casa. Para acceder a un adelanto, solo tenés que ser mayor de 18 años, tener una cuenta bancaria y un teléfono celular. Pudiendo elegir entre distintos plazos para devolver los préstamos online por CBU. ¿Cuál es el monto que podemos otorgarte? El equipo de especialistas de Adelantos lo determina en base a la información que ingresás en la solicitud y analizando tu historial crediticio. Además, mientras la devolución de tus adelantos sea exitosa podrás acceder a montos superiores o mejora en la tasa de interés en próximos préstamos que solicites. Otra de las grandes ventajas de nuestro sistema es la seguridad, tu información es de suma importancia y para ello seguimos prácticas de protección.