Gastos hormiga: ¿qué son y cómo evitarlos?

Los gastos más pequeños pueden convertirse en verdaderos dolores de cabeza para las finanzas personales. ¿Cómo identificarlos para que su influencia no sea perjudicial?

En las diversas entradas publicadas en el blog de Adelantos.com señalamos la relevancia del ahorro y de la inversión, en pos de una economía saludable. En muchas ocasiones se considera que para alcanzar esas prácticas deseables es preciso recortar las grandes erogaciones de dinero, aunque te sorprenderías al notar cuánto influyen los denominados “gastos hormiga”.

La definición de gastos hormigas se entrevé en la denominación: se trata de gastos de cantidades de dinero relativamente pequeñas, igual que esos insectos. Sin embargo, también como las hormigas, cuando se acumulan la “nube negra” puede ser muy grande. Más allá de las metáforas, los gastos hormiga pueden influir negativamente en las finanzas personales a pesar de ser pequeños.

La clave es la cantidad de esos gastos que se realizan. La lógica es sencilla, los 150 pesos que se pagan por un café cada mañana resultan inofensivos a primera vista pero si multiplicamos esa suma por la cantidad de días al mes llegamos a una cifra naturalmente más abultada de $4.500. Esto considerando que los gastos hormiga en ocasiones no llegan a contarse con los dedos de las dos manos.

Veamos algunos ejemplos de gastos hormiga:

  • El café de cada día es uno de los ejemplos más comunes.
  • Las comidas fuera de casa.
  • La compra de golosinas, gaseosas, etcétera.
  • El pago de comisiones evitables.
  • Suscripciones a servicios que casi no se utilizan.
  • El uso del automóvil en trayectos que podrían realizarse a pie o en bicicleta.
  • Las compras impulsivas, de cualquier orden.

Naturalmente, existen muchos más ejemplos de gastos hormiga ya que, como hemos visto, se trata de hábitos muy vinculados a cada persona. Más allá de los casos particulares, estas erogaciones de dinero coinciden en el hecho de parecer pequeñas e inofensivas, como las diminutas hormigas ¿Pero qué ocurre cuando nos enfrentamos a un concurridísimo hormiguero?

La economía personal se resiente. Por eso, hay algunos consejos para evitar los gastos hormiga y vigorizar las finanzas personales y/o familiares.

  • El primer paso es identificar a los gastos hormiga de tu vida cotidiana. Los ejemplos que hemos compartido pueden servir como guía. El propósito de este ejercicio es que, con pura sinceridad, encuentres en tus hábitos aquellos gastos que podrías suprimir o reducir.
  • En directa relación con el punto anterior, como definición de gastos hormiga podemos señalar que no sólo son pequeños, sino también aquellos que no son imprescindibles. Es decir, no podrías dejar de pagar la factura de luz o de gas, aunque sí eliminar tu cafecito de la mañana o cambiarlo por un hábito más económico.
  • Es importante identificar a los gastos hormiga: a veces, por ser sumas bajas, no se contabilizan en el presupuesto. Pero como señalamos anteriormente, cuando se suma la cantidad mensual el número puede ser verdaderamente alto.
  • Es momento de pequeños sacrificios: ¿qué gastos hormiga podrías eliminar de tus hábitos?
  • Por lo demás, no se trata de perder todos esos gustos que nos damos: si el café de la mañana es muy importante para vos, acaso no sea éste el gasto hormiga que debas suprimir.
  • Como siempre ocurre, la organización y la información son fundamentales: llevar un presupuesto detallado te servirá para decidir cuáles son esos gastos pequeños que podrías eliminar.
  • También es importante la disciplina: al tener un presupuesto organizado, es conveniente evitar las compras impulsivas.
  • Aquel que sabe identificar gastos hormiga también debe aprender sobre las comisiones que se llevan los bancos y otras entidades: llevar un detalle de esas erogaciones también ayuda a mejorar las finanzas, barriendo con aquellos que resultan innecesarios.
  • Para eliminar gastos hormiga también es conveniente convertirse en un comprador inteligente: por caso, hacer compras al por mayor, quizá compartiendo con el grupo familiar más amplio.
  • Un detalle final: muchos gastos hormiga también son poco saludables y, en ese sentido, eliminarlos es una buena noticia para tu salud física y emocional. Por ejemplo, eliminar las compras de golosinas en los kioscos, o utilizar la bicicleta en lugar del auto, servirán para eliminar gastos y también para llevar una vida más saludable.



Solicitar Ahora

Este es un sitio seguro
Sarmiento 848 Piso 6, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Información financiera: Préstamos personales online desde $1.000 a $15.000. Plazo mínimo: 60 días. Plazo máximo: 120 días. Tasa Nominal Anual (TNA): 440%.Tasa Efectiva Anual (TEA): 1.239%. Ejemplo: Para un préstamo de $10.000 en 3 cuotas. Valor total de la cuota $6.667. Total a devolver en 3 meses: $20.001. El monto de la cuota incluye: capital, intereses e impuestos