La actual pandemia impone desafíos y también ofrece posibilidades. Repasamos algunas ideas para transformar el aislamiento social en productividad, en este caso renovando tu hogar.

El conocido (¡y repetido!) refrán “toda crisis es una oportunidad” cobra nueva vigencia en tiempos de coronavirus. El brote de la enfermedad que afecta al mundo ocupa y preocupa tanto a ciudadanos como a autoridades gubernamentales y expertos en salud. Pero además, el aislamiento social y la cuarentena que rige para frenar el avance del virus Covid-19, presentan desafíos, en ocasiones nutriendo la creatividad y las ganas de producir.

Si bien el tiempo sigue siendo un valor muchas veces escaso durante los días que pasamos en nuestros hogares (hay que tener en cuenta que muchos siguen trabajando a distancia y además deben entretener a los chicos que no asisten a la escuela); es también cierto que la cuarentena propicia oportunidades, acaso impensadas en otro contexto. Por ejemplo, dedicar algunas horas del día a los arreglos de la casa.

Si bien la rutina se ve directamente afectada por el aislamiento social, es una sana costumbre establecer rutinas “bajo techo” y también mantenerse activo. Por lo demás, percibir los frutos del trabajo será una verdadera satisfacción en jornadas en las que las buenas noticias son como gemas. Respecto al eje de este repaso, ¿por qué no aprovechar la cuarentena para arreglar esa canilla que hace meses gotea, quizá para pintar aquellas paredes de casa que ya merecen un refresco, o volver a poner en funcionamiento esa lámpara de pie que tiene el cable deshecho?

Es válido notar que el coronavirus, además de aislamiento y preocupaciones relacionadas a la salud, se tradujo en un importante freno para la actividad productiva y la salud financiera de muchas familias. Al respecto, cabe señalar algunas salvedades. Por un lado, aquellos que se preguntan cómo arreglar la casa sin contar con un presupuesto para tal fin, deben tener en cuenta que no todas las refacciones y ajustes requieren dinero. En muchos casos serán suficientes algunas herramientas básicas, algo de tiempo, conocimientos y otro tanto de esfuerzo.

En todo caso, la oportunidad en este singular contexto la ofrece el mayor tiempo que pasamos en casa. Por mencionar un ejemplo al azar, las horas que pasaríamos viajando desde y hacia la oficina, podríamos dedicarlas a solucionar una canilla maltrecha o a reforzar esa biblioteca que ya no soporta más libros.

Por otra parte, aquellos arreglos de casa que requieren un presupuesto no están prohibidos. Con una buena organización (principal virtud para conseguir finanzas saludables) es posible determinar qué cantidad de dinero puede destinarse a ciertos arreglos. En esos casos, las soluciones digitales aparecen como excelentes aliadas.

Por ejemplo, el comercio electrónico permite comprar pintura sin la necesidad de acudir a una tienda en la calle. Por otra parte, los préstamos online son muy buenas opciones para conseguir financiamiento en forma completamente virtual, una modalidad que, en estos tiempos, conviene considerar.

En Adelantos.com ofrecemos hasta 15.000 pesos que podés destinar a los arreglos en casa. En este particular contexto, hay algunas características de nuestros créditos que resultan altamente favorables. Como decíamos, el trámite se realiza enteramente por canales digitales. Una vez aprobado el préstamo, el dinero se deposita en tu cuenta bancaria en pocos minutos, para que puedas comenzar a disponer de él sin demoras, tampoco presentar mucha documentación o dirigirte a una sucursal física.

Este es un sitio seguro
Florida 716 Piso 2 Departamento J, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Información financiera: Préstamos personales online desde $1.000 a $15.000. Plazo mínimo: 60 días. Plazo máximo: 120 días. Tasa Nominal Anual (TNA): 440%.Tasa Efectiva Anual (TEA): 1.239%. Ejemplo: Para un préstamo de $10.000 en 3 cuotas. Valor total de la cuota $6.667. Total a devolver en 3 meses: $20.001. El monto de la cuota incluye: capital, intereses e impuestos