¿Pagar deudas? ¿Darse un gusto? ¿Destinarlo a compras? Repasamos algunas estrategias para hacer rendir el sueldo anual complementario.

En el mundillo de las finanzas personales, cuando se acercan tanto junio como diciembre emerge la siguiente pregunta: cómo invertir el aguinaldo en forma eficiente. Especialistas del área recomiendan que, en tiempos críticos de la economía, ese dinero sea considerado como parte integral del sueldo y no como un ingreso extra que será destinado a gastos superfluos.

Antes de las ideas para invertir, hagamos un breve paréntesis para desprevenidos. El aguinaldo, que formalmente se denomina “sueldo anual complementario”, en la Argentina se divide en dos pagos: uno que se realiza en junio y otro en diciembre; a cada uno de ellos se los llama, en rigor, medio aguinaldo. Éstos corresponden al 50% de la mayor remuneración anual percibida.

  1. Destinar el aguinaldo a un fondo de emergencias: este hábito financiero es recomendable en cualquier circunstancia, aunque es especialmente aconsejable en tiempos de crisis económicas. Invertir el aguinaldo en un fondo de reserva es una excelente idea para inyectar cierto grado de estabilidad y previsibilidad en un momento del país y del mundo en el que el futuro no es completamente predecible. Como norma general, se recomienda que un fondo de emergencia sea equivalente a unos cincos meses de sueldo. Este dinero será utilizado únicamente ante una emergencia o imprevisto, e idealmente debe ser repuesto en caso de haber echado mano a él.

  2. Poner el dinero a trabajar: en el ABC de las finanzas, hay un ítem que resalta, aquel que dice que una parte de nuestro dinero debe “estar trabajando”. A fin de cuentas, se trata de invertir para recibir retornos. En este punto, las opciones son múltiples y siempre es aconsejable analizar las variables con detenimiento para escoger las mejores opciones (recordemos que otra de las máximas es la diversificación y que por eso no hablamos de una única opción). Es posible pensar en un plazo fijo, en acciones bursátiles, en bonos y también es interesante echar un vistazo a los fondos de inversiones, que es una institución colectiva que reúne fondos de diversos inversiones y, en función del conocimiento de expertos en el área, realiza inversiones en diferentes instrumentos.
  3. Pagar deudas y retomar el ahorro: la llegada del aguinaldo es una buena oportunidad para pagar deudas, liberarse de intereses y entonces comenzar a ahorrar dinero. Un buen porcentaje a destinar a esta finalidad es el 40%. Eso te liberará de compromisos para poder generar un fondo y realizar inversiones.
  4. Mejorar el home office: la pandemia no sólo ha traído una brutal crisis sanitaria y ha impactado en la economía a nivel mundial, el Covid-19 también ha modificado rutinas de trabajo y estudio en todo el mundo, se ha consolidado el trabajo y la educación a distancia. En vista de ello, una buena idea para invertir el aguinaldo es destinar parte del dinero a mejorar los dispositivos y demás elementos para el home office. Por ejemplo, comprar una computadora más potente o una silla ergonómica.
  5. Aplicar una mirada atenta: naturalmente, nadie impedirá que una parte del aguinaldo sea destinada a algún gusto. ¡Has trabajado todo el año y no está mal premiarse por ello! Dicho esto, el simple hecho de preguntarte en qué invertir ese dinero es ya un buen paso; que estés leyendo esta nota es un buen indicio para que el aguinaldo vaya únicamente a gastos superfluos sino que sirva para mejorar tus finanzas.

En ese camino, en Adelantos.com podemos ayudarte. Ofrecemos hasta 20.000 pesos, con pocos requisitos, sin que sea necesario presentar extensa documentación, y en pocos minutos. Somos una empresa especializada en préstamos por Internet, que combina lo mejor del mundo financiero tradicional con los beneficios propios de las herramientas digitales. Te invitamos a conocer nuestra propuesta.




Solicitar Ahora

Este es un sitio seguro
Sarmiento 848 Piso 6, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Información financiera: Préstamos personales online desde $1.000 a $15.000. Plazo mínimo: 60 días. Plazo máximo: 120 días. Tasa Nominal Anual (TNA): 440%.Tasa Efectiva Anual (TEA): 1.239%. Ejemplo: Para un préstamo de $10.000 en 3 cuotas. Valor total de la cuota $6.667. Total a devolver en 3 meses: $20.001. El monto de la cuota incluye: capital, intereses e impuestos